sábado, 9 de julio de 2016

Francisco, el títere de la Sinagoga de satanás blasfemó contra Jesús. Él sigue instrucciones de la masonería fundada por los judíos y "habla como ellos".


'FRANCISCO BLASFEMÓ CONTRA JESUCRISTO'





ESTUPIDECES PONTIFICIAS 
(Parte I)

  • ¡INSÓLITO NO, YA LA VIRGEN HABÍA ADVERTIDO AL MUNDO QUE FRANCISCO ES  'EL LOBO CON PIEL DE OVEJA'  Y ESTÁ POSEÍDO POR EL DEMONIO LEVIATÁN, 

  • Y QUE BENEDICTO XVI ES 'EL LADRÓN' QUE USURPÓ LA SILLA DE PEDRO, POSEÍDO POR EL DEMONIO HEBRAICO GOLEM !


Cronología de la Usurpación de la Silla de Pedro
Las Noticias diarias que dan a conocer los acontecimientos más connotados de lo que acontece en la Iglesia Católica, constatan todo lo advertido por profetas, investigadores, teólogos, exegetas, jerarcas iluminados por el Cielo, documentalistas y lo que han venido advirtiendo las Divinas Personas; y la Reina, Madre y Maestra de la Iglesia.

El profeta Daniel advirtió lo que sucedería contra Juan Pablo II, a quien intentaron asesinar, todo complotado por su propio jefe de Estado Vaticano cardenal Casaroli al servicio de los illuminati. Desde antes el engaño a Juan XXIII para que convocara a un Concilio innecesario, el Concilio 'Ecuménico' Vaticano II. 

Luego, su continuador Paulo VI, que no escuchó en la celebración del segundo aniversario de las Apariciones de la Virgen en Fátima, a Sor Lucía dos Santos la Vidente de Fátima, quien iba a revelarle el Tercer Secreto que le advertía: "Satanás se infiltrará en el seno de la Iglesia; llegará hasta los Más Altos Reinos de la Jerarquía en el Vaticano; y hasta la Silla de Pedro", secreto cuyo contenido descubre en paralelo con el paso de pocos años, al darse cuenta que sus cardenales no lo obedecía, hacían lo opuesto a los que les ordenaba y estaban golpeando los grandes valores, los tesoros doctrinales y fundamentos de la gran Iglesia fundada por Cristo desde su mismo interior, al alterar drásticamente los acuerdos a que se llegaban en ciertas mesas de trabajo, como los de la Mesa de Liturgia, cuando el arzobispo Aníbal Bugnini, dirigido por un grupo de cardenales sectarios y modernistas infiltrados por la masonería, como los cardenales Joseph Ratzinger Peintner -judío alemán-, de la falange del Priorato de Praga, Joseph Frings y Lercaro, introdujeron pastores protestantes y un rabino para elaborar una nueva liturgia y empobrecer la maravillosa liturgia de la Misa Tradicional de San Pío V, el Ordo Missae en latín, difundiendo la idea de que ya había una 'nueva misa', más moderna y adecuada, según ellos, a las necesidades de la época, estableciendo el Novus Ordo Missae, cuya simple denominación descubre el lenguage de los illuminati, como lo hana hecho al imponer su sello en la moneda norteamericana con el Gran Sello sectario (The Great Seal) que dice: Novus Ordo Seclorum, refieriéndose en latín veladamente al Nuevo Orden Mundial que liderará el Anticristo Maitreya en muy breve tiempo. 

El valeroso y honestísimo cardenal Alfons M. Stickler denunció a detalle lo que estaban haciendo los jerarcas masones. Benedicto XVI, cardenal Ratzinger, era la cabeza visible de la promoción de la corriente modernista en el mismo Concilio.

Al cardenal Ratzinger y la falange de la jerarquía masónica infiultrada ya hasta la Cúpula de los Más Altos Reinos de la Jerarquía en el Vaticano, no les convenía que se diera a conocer el verdadero Tercer Secreto de Fátima, y al haber engañado a los cardenales tradicionalistas de que él se había convertido de ser un modernista a un tradicionalista, conquista la titularidad de la Congregación de la Doctrina de la Fe, al igual que satanás se sabe las Sagradas Escrituras, Ratzinger las aprendía pero no las vivía en su corazón, y encabezó la distorsión y bloqueó a la Vidente Sor Lucía enclaustrándola, encarcelándola, sin ningún derecho de visita, ni de su confesor personal y director espiritual; desobedeciendo y engañando al Papa Juan Pablo II, difunde un folleto con un supuesto Tercer Secreto, era toda una distorsión, puesto todos estos acontecimientos al descubierto en la "Cronología de un Encubrimiento".

Ratzinger, Benedicto XVI, incurrió en muchas herejías y hasta se pronunció por el "evolucionismo" opuesto al "Creacionismo", como lo ha hecho también Francisco, negó la existencia del Limbo, y cometió muchas herejías más difundidas en varios espacios y en sus propios libros.

Los jerarcas sectarios le impusieron a Paulo VI "un doble o socia" cuando en el aniversario de su coronación pontificia y Fiesta de San Pedro y San Pablo, reveló en la Misa que celebraba, custodiado por dos cardenales masones, Benelli y Casaroli, que: "el humo del infierno se había filtrado en el interior de la Casa de Dios", nadie hizo nada, nadie se le acercó para hablar con él que pedía ayuda. Y al poco tiempo lo ponen bajo secuestro en el mismo Vaticano, le inyectaban droga que paralizaba sus piernas y entorpecía su brillante inteligencia bajo instrucciones del Dr. Renato Buzoneti, luego médico personal de Benedicto XVI, para que al igual que Sor Lucía, "ya no gritaran al Mundo lo que estaban haciendo con la Iglesia los sectarios infiltrados como jerarcas; y lo planeaban desde hace mucho tiempo contra el Mundo los judíos, con su Plan de dominación mundial, pues consideran a los no judíos como"ganado", gente que no piensa. 

Después de un tiempo terminaron con la vida tanto del verdadero Pontífice como de "su doble", un sacerdote que estudió actuación, y con la vida de Sor Lucía dos Santos, y trajeron "una doble de Sor Lucía", a todas luces diferente hasta físicamente.

En el Cónclave se elige a otro jerarca fiel a Cristo, Juan Pablo I, a quien traman asesinar al no haber logrado imponer los jerarcas masones a "su candidato, su gente"; y el décimo día de su pontificado, cuando el arzobispo ruso Nikkodim le iba a revelar en su encuentro privado lo que se tramaba por los illuminati que habían infiltrado el Vaticano, el Kremlin, el Partido Comunista y la KGB, todo dirigido por los masones e illuminati, envenenaron el café que ambos beberían, y sólo lograron envenenar a Nikkodim, pues Juan Pablo I no tomaba el primer sorbo todavía. 

Los sectarios, que tenían aposentado hasta el servicio de restaurant del Vaticano, lograron envenenar a Juan Pablo I hasta el 33° día de su pontificado, al haberles advertido a los jerarcas del mal que los removería de sus cargos, craso error que le costó la vida, pues Villot, Casaroli, Benelli, Paul Marcinkus, Director del Banco Vaticano, etc., de inmediato tramaron su muerte.

Nuevo Cónclave y los illuminati no lograban todavía poner a su gente en la Silla de Pedro, así que el Espíritu Santo, con la ayuda de las oraciones de millones de fieles, lograron que el papa que todavía "detendría las tinieblas que se avecinaban sobre el Vaticano", Juan Pablo II, fuese legítimamente elegido como Pontífice, su atentado estaba profetizado por el Santo Padre Pío. Luego fue rescatado, al término de su misión, aunque los jerarcas del mal quisieron hacer creer al mundo que había muerto al presentarle "un cuerpo en cera". Patricia Janiot, de "El País", sospechó al verlo y dijo: "Parece como si se tratase de un cuerpo en cera", refiriéndose al cuerpo que presentaban ante los medios de comunicación, gobernantes y público en general para hacerles creer que había fallecido. La razón por la que le aplicó la traqueotomía, el mismo sectario Dr. Buzoneti que dirigió los crímenes contra cardenales y pontífices, estuvo involucrado en esta cirugía "silenciadora" para que el papa ya no hablase.

Finalmente, tras campaña orquestada con varios cardenales, la falange judía, los rabinatos de satanás, impusieron al cardenal judío alemán Joseph Ratzinger Peintner, impulsor y cabeza principal visible durante el Concilio Ecuménico Vaticano II de la perniciosa "corriente modernista" que ahora empuja más cínicamente Jorge Mario Bergoglio, rodeado siempre de rabinos, pues en él ya satanás tenía a "su ob ispo", su nuevo Judas Iscariote, sentado en la misma Silla de Pedro que ya había usurpado Benedicto XVI.

Las tramas son públicas, y muchísimas investigaciones han constatado que todo lo que habíamos venido avisando al Mundo se ha venido cumpliendo al pie de la letra. Dentro de poco, Maitreya, el Devastador Anticristo ocupará esa Silla. 

Mientras tanto, Francisco sigue siendo aún más cínico con el modernismo infernal, modernismo es paganismo; habla igual que los malos judíos y los rabinos de la sinagoga de satanás con que frecuentemente se reúne. 

Ahora blasfema más descaradamente contra Jesucristo. Si la sinagoga infernal crucificó a Jesús, matando Su Cuerpo en su Primera Venida, ahora Benedicto XVI y Francisco están "crucificando" el Cuerpo Místico de Cristo, no han dejado de ser los "sepulcros blanqueados" y la "raza de víboras" que les dijo Jesús que eran, con las barbaridades e hipocrecías con que ostentaban ser espirituales y pueblo elegido de Dios: ¡Nada más falso!
Las pruebas lo confirman. 

Páginas vistas en total